sábado, 6 de abril de 2013

Las primeras monedas romanas

-Pablo A. Casas Rábago
Delegado de Promoción de la Sociedad Numismática de México, A.C.
 
Los etruscos fueron quienes introdujeron en Italia la moneda como medio de cambio, los romanos, al poco, copiaron los diseños y el uso de las mismas, influenciados también por la acuñación griega. Las primeras “monedas” romanas eran barras de cobre llamadas aes rude, del latín assum, que significa asado, -recordando un banquete sagrado que se daba después de los sacrificios, similar a los antecedentes de la denominación de la moneda griega- y se basaba en los múltiplos o submúltiplos de la libra romana, aproximadamente de 325 gramos.
 
Luego, en el siglo IV a.C. se convirtieron en piezas de cobre llamadas Aes signatum, que posteriormente fueron sustituidas por el famoso Aes grave. El sistema monetario de la república romana se dividió de la siguiente manera:
 
Cobre:
Decussis (Diez ases)
Quincussis (Cinco ases)
Tressis o Tripondius (Tres ases)
Dupundius (Dos ases)
As (dividido en doce onzas)
Sextan (Diez onzas)
Dodran (Nueve onzas)
Bes (Ocho onzas)
Semis (Seis onzas o medio as)
Quincux (Cinco onzas)
Trien (Cuatro onzas)
Cuadran (Tres onzas)
Sextan (Dos onzas)
Uncia u onza
Semuncia (Media onza)
Quartuncia (Cuarto de onza)
 
Plata:
Denario (equivalía en un principio a diez ases)
Sestercio (1/4 de denario, existían en cobre también)
Quinario (medio denario, llegaron a acuñarse algunos en oro)
 
Oro:
Aureo
 
Fuente: SCHMITT, Laurent, PRIEUR, Michel. Les monnaies romaines. Éditions Les Chevau.légers. 2004. París, Francia. p. 39
 
En esta época la palabra pendere significaba lo mismo pesar que pagar, ya que el dinero se pesaba.
Tanto en Grecia como en Roma, la moneda tenía un carácter sagrado y las primeras efigies representadas eran las de los dioses, en este caso uno de los primeros fue Jano (dios de dos caras que mira al pasado y al futuro), pero al aumentar el poder romano y comenzar la expansión, se logra la conquista de Grecia. Desde el 269 a.C se comienzan a acuñar denarios con la efigie de Hércules y la loba romana con Rómulo y Remo, imitando el diseño de los dracmas griegos.
En el templo de la diosa Juno Moneta se acuñaba la moneda, buscando su protección para que ayudara al desarrollo de la economía y a aumentar el valor de la moneda, a partir de ahí se usó el término moneta (muy posiblemente derive del epíteto de la diosa) del cual provienen los vocablos moneda, moneta (italiano), monnaie (francés), Money (ingles) y Munz (alemán). Sin embargo la conquista de Hispania (España) tierra rica en plata provocó una de las primeras devaluaciones de la moneda romana por la gran cantidad de plata que se extraía de esas zonas y que se amonedaba.
La moneda romana tuvo un desarrollo diverso a lo largo de la república y del imperio, así como de los estados sucesores. Es innegable la herencia romana al mundo en diversas materias, en el caso de la moneda, sin ella, la moneda española no se hubiera desarrollado como lo hizo, y por tanto, la Nueva España y, posteriormente México hubieran tenido un desarrollo completamente diferente.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario