lunes, 19 de octubre de 2015

Cuauhtémoc en la numismática mexicana

Pablo Alejandro Casas Rábago
Vicepresidente electo de la SONUMEX

(Nota: todas las imágenes, salvo que se indique lo contrario, fueron tomadas por el autor a piezas en colecciones privadas)

Introducción

Cuauhtémoc es la figura prehispánica más representada en nuestro dinero y en esta entrada se hará un breve recorrido  numismático de la efigie del último Tlatoani, muerto por ordenes de Hernán Cortés en 1525 bajo sospecha de una supuesta traición y conspiración.

Billetes

El uso del billete en México se fortalece durante el Porfiriato. Como era costumbre en la época, los banqueros porfirianos preferían billetes con diseños europeos, alegorías a la ciencia y al progreso material, pero al mismo tiempo se glorificaban algunas epopeyas indígenas. Precisamente el primer billete de Cuauhtémoc es de un banco porfiriano, el Banco Internacional e Hipotecario. Se conocen principalmente especímenes fechados “18xx” y en ellos Cuauhtémoc compartió espacio con Miguel Lerdo de Tejada

Imagen tomada de Douglas, Duane, et. al. Mexican Paper Money, 2010 edition

Formalmente, el primer billete alusivo a Cuauhtémoc fue emitido por decreto de Venustiano Carranza de fecha julio 21 de 1915. Contenía la imagen del porfiriano monumento a Cuauhtémoc de Paseo de la Reforma inaugurado en 1887. Fue impreso en Estados Unidos por la American Bank Note Company de Nueva York. Supuestamente este y otros billetes Carrancistas tenían tales medidas de seguridad que eran "Infalsificables", no obstante su vida en circulación fue breve.




Tuvieron que pasar muchos años, para que saliera el segundo billete de Cuauhtémoc, emitido ya por Banco de México, en 1941. Este billete de 1000 pesos fue impreso también por la American Bank Note Company de Nueva York. Todos sus motivos eran prehispánicos, ya que además del Tlatoani, en el reverso aparece la pirámide maya conocida como “El Castillo” en Chichén-Itza. Pero el porfiriato sigue presente en este billete pues la imagen del tlatoani utilizada es la del busto esculpido por Jesús Fructuoso Contreras, a fines del siglo XIX, y que actualmente se encuentra en el zócalo de la Ciudad de México.
  


El billete que compartimos tiene una curiosidad adicional, lo firmó José López Portillo, como Consejero, antes de ser presidente.

El tercer billete de Cuauhtémoc nos lleva a los años 80, época de alta inflación, pues es el 1 de diciembre de 1986 cuando se pone en circulación el billete de $50,000, impreso y diseñado en la brica de Billete del Banco de México. Este billete incluye un detalle del mural "La fusión de dos culturas" de Jorge González Camarena. 




En la parte frontal del tocado de Cuauhtémoc, en el medallón, hay una reproducción miniatura del Templo Mayor, que se puede observar en la siguiente imagen:


El cuarto y último billete dedicado a Cuauhtémoc que ha circulado fue el de N$50. Fue emitido el 23 de diciembre de 1992, durante el periodo de transición de los “nuevos” pesos (1 de enero de 1993 al 31 de diciembre de 1995) y tenía el mismo diseño del de $50,000. En ambos diseños destaca la interpretación del "Águila que cae" en el billete:



¿Habrá algún billete nuevo de Cuauhtémoc en el futuro? Solo el tiempo lo dirá.

Monedas

A diferencia de los billetes, la primera moneda de Cuauhtémoc que circuló fue hasta mediados del siglo XX, con un valor facial de $5, fue acuñada en plata ley .900, solamente en 1947 y 1948 por decreto de 19 de septiembre de 1947. El águila del anverso es quizá una de las más bellas de nuestra numismática.



La segunda moneda de Cuauhtémoc tuvo un valor facial de 50 centavos, y también fue de vida breve. Se acuñó solamente en 1950 y 1951 y las características fueron fijadas en el decreto publicado el 30 de diciembre de 1949, en plata de ley baja (.300). Con esta moneda comenzó la tradición, que perduró por varios años, de usar a Cuauhtémoc en las piezas de 50 centavos.

Imagen tomada de CoinFacts Wiki, disponible en: Mexico_1950_50_centavos_obv_DSLR.jpg

Posteriormente, de 1955 a 1957 y en 1959 se cuñaron nuevas piezas de 50 centavos, en esta ocasión de cobre y con un diseño muy similar al de la pieza de $5 de plata, siguiendo lo establecido en el decreto de 15 de septiembre de 1955.


La última pieza acuñada con la imagen de Cuauhtémoc fue de níquel y se acuñó casi por 20 años, de 1964 a 1983. Esta moneda tuvo dos variantes del Escudo Nacional como se puede ver por los decretos de fecha 30 de diciembre de 1963 y de 1969, también existen en algunos años las variantes “con puntos” y “sin puntos” en el tocado (referido en el decreto como “casco de ceremonia”).

 
Imagen tomada de 2009 North American Coins & Prices, Krause Publications

Imagen tomada de 2009 North American Coins & Prices, Krause Publications


Se observa que en las piezas ha variado el diseño del tocado del Tlatoani ¿cuál o cuáles serán los más apegados a los reales? Algunos consideran que el de la pieza de 1950-1951.

Medallas

La primera medalla de Cuauhtémoc data de tiempos del Porfiriato y fue hecha en Chicago, por la Parisian Novelty Co. para la Cervecería Cuauhtémoc S.A. está acuñada en bronce y no tiene fecha.

Imagen tomada de Grove, Frank W. Medals of Mexico. Vol II

La segunda medalla del tlatoani nos lleva hasta 1950, acuñada para el II Congreso Interamericano de Ingeniería Sanitaria, celebrado en México en ese año. De esta medalla se acuñaron 400 piezas en plata y 300 en bronce.
Imagen tomada de Grove, Frank W. Medals of Mexico. Vol II
La tercera medalla de este personaje fue acuñada en 1963 y su diseño fue elaborado por el artista Lorenzo Rafael. En el anverso retrata a Hernán Cortés. La otra pieza de esta serie retrata también al Marqués del Valle y a la Malinche.
 
Imagen tomada de Grove, Frank W. Medals of Mexico. Vol II
Al año siguiente, 1964, el Museo de la Ciudad de México acuñó en plata con baño de oro esta bella pieza con las efigies de Cuauhtémoc y Francisco Primo de Verdad, muy probablemente con motivo de su inauguración que tuvo lugar el 31 de octubre de ese mismo año.

Imagen tomada de Grove, Frank W. Medals of Mexico. Vol II
Finalmente, en 1966 se acuña una de las últimas medallas de Cuauhtémoc por el año de amistad centroamericana. La serie consistía en 4 medallas, en las que figuraban el Tlatoani, Miguel Hidalgo, José María Morelos y la imagen de un embajador náhuatl.
Imagen tomada de Grove, Frank W. Medals of Mexico. Vol II
Con esto concluye la cronología de Cuauhtémoc en la numismática mexicana. Si bien usualmente nuestras monedas y billetes retratan a los mismos personajes (Juárez, Hidalgo, Morelos) el estudio de la iconografía en las mismas es una interesante muestra de las corrientes artísticas y muchas veces hasta ideológicas de las épocas.

Bibliografía consultada y recomendada:
  • Diario Oficial de la Federación de las fechas señaladas
  • Circular de Operaciones de Caja del Banco de México (disponible en: http://www.banxico.org.mx/billetes-y-monedas/index.html#D) 
  • http://www.coinfactswiki.com/wiki/Main_Page
  • 2009 North American Coins & Prices, Krause Publications
  • Douglas, Duane, et. al. "Mexican Paper Money, 2010 edition"
  • Grove, Frank W. Medals of Mexico. Vol II

domingo, 4 de octubre de 2015

Decreto de Morelos mandando que se acuñe moneda


Transcripción, respetando la ortografía del documento,
hecha por Francisco Tadeo Lugo Mata,
Sociedad Numismática de Guanajuato.


“Decreto mandando se acuñe moneda” en Morelos. Documentos Inéditos y poco conocidos. Tomo I. Colección de Documentos del Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnografía. Editorial Publicaciones de la Secretaría de Educación Pública. 1927. P. 124-5;

D. José María Morelos, General para la conquista del Sur de acuerdo con Su Señoría. Señores del Congreso Nacional Americano, D. Miguel Hidalgo y D. Ignacio Allende &. &a.

            Siendo de mi obligación providenciar para que en quanto sea Pocible nada falte a lo muy presiso para el fomento de nuestras armas; y faltándonos la moneda corriente de Plata y oro para el socorro de las tropas, he resuelto por decreto de este día que en la ciudad de Nuestra Sra. de Guadalupe de la Provincia de Teipan se selle moneda de covre para el vso del comercio en calidad de livranza, que satisfará nuestra caxa nacional concluida la conquista, o antes Luego que tenga reales suficientes en plata o en oro, lo que no es difícil porque los minerales comensaran ya a travajarse y la moneda que haya sellada y por sellar no consentiremos que salga de este Reyno para otro.

            Y para que dicha moneda de cobre Tenga el mismo valor que las de plata y oro y las deva pagar nuestra caxa Nacional, deveran Tener la de esta parte del Sur, las condiciones siguientes: su Tamaño poco mas que las corrientes de plata del cuño Mexicano, con Gruezor correspondiente – el sello por vn lado sera vna Flecha con un Letrero al pie que señala el viento donde corresponde que es el Sur y por el otro lado tendra vna marca que en una pieza forma M.O. y S. que el Avrebiado quiere desir Morelos de esta forma M y encima de ellas el valor de la Moneda, si fuere peso, Toston, Peseta, Real ó Medio.

            Y para que el Erario nacional no resulte grabado en cantidades que no se han sellado, se yevara vn livro peculiar de cuentas Yndibiduales de las partidas que se sellaren en las Tesorerias que combengan proporcionar: Ya a consecuencia ninguno sin mi permiso o el congreso nacional podrá sellar igual o diferente moneda sopena del Duplo en Plata y oro de la cantidad que sellare, y en no Teniendo bienes de que pagar la multa sufrirá una continuada pricion hasta que se recoxa la Espresada moneda de cobre.

            Y por cuanto esta moneda es vna Libranza segura de letra bista que ha de pagar nuestra caxa Nacional en el acto que se presente el que la Yevare, debe tener por lo mismo el propio valor y estimacion, como si fuera de Plata ó de oro, y servir para todos los tratos y contratos de compras, ventas, vales y libransas, covros y pagos &a  En todo este Reyno, como á servido y sirve la del cuño Mexicano.

            Y para que Tenga Efecto se comensara á sellar dicha moneda en la Tesorería de la Expresada Capital y seguira en las demas en que huviere nesecidad, de las que se dara haviso al Publico. Y para que no se Equiboque con los cuartos, ó clacos de las Tiendas mando á los dueños de Ellas los recojan los que fueren de covre dando su justo balor en Reales de plata a los que los entreguen; y solo seguiran por haora en comercio de Tiendas los clacos de Madera como ha sido costumbre en muchos Lugares de este Reino para la comodidad de los Pobres. Y en hovio de que los Tenderos que vsaren clacos de Madera, no padescan fraudes deveran obtener Licencia de esta Superioridad para la Cantidad de clacos que quisieren sellar, la que se les concedera á poca costa de vna corta contribucion que haran para el socorro de las tropas á proporcion de la cantidad que pretendan sellar.

Y para que Yegue a Noticia de todos y nadie alegue Ygnorancia mando se publique por Bando esta probidencia en este canton y en los demas Lugares de la Provincia de Teipan y siguientes del Sur. Dado en el Quartel General de Tixtla a los trece días del mes de Julio de mil ochocientos once.

Jose Ma Morelos

General del Sud (Rúbrica)
Por mandado de S.E.

Felix Ortiz

Sro. (Rúbrica).



Ejemplo de moneda SUD acuñada por Morelos, colección Banco de México

sábado, 3 de octubre de 2015

Las condecoraciones de Porfirio Díaz


(Esta entrada fue publicada originalmente como artículo en el Boletín Numismático, número 230, correspondiente al periodo Enero-Marzo de 2011)


Rogelio Charteris Reyes


El 1° de Enero de 1910 se tomó esta fotografía del Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Gral. Porfirio Díaz Mori.




[Es la foto oficial que se utilizó durante los Festejos Conmemorativos del Centenario del Inicio de la Guerra de Independencia]

Me atrevo a decir que esta imagen es conocida por la mayoría de los Mexicanos, sin embargo estoy convencido, de que si bien muchos han comentado, han hecho mofa o han ensalzado el número de condecoraciones que cubren su pecho, pocos saben: ¿Por qué, por quien y cuando le fueron otorgadas?

En el afán de dar perspectiva a la participación histórica de uno de los personajes mas polémicos, y que mas han influido en la historia de México, he recopilado información sobre las condecoraciones que recibió en su vida la que espero contribuya a este fin.

Condecoraciones Mexicanas:

1-    Recibió la Barra “Guerra de Reforma 1858-1859-1860”,

Esta barra fue concedida en dos categorías: de oro la primera para Generales y de plata la segunda para jefes y oficiales. La pieza iba acompañada por un escudo en paño con la leyenda “VENCIÓ A LOS TIRANOS EN LAS GLORIOSAS JORNADAS DEL ESTADO”.

El 5 de Febrero fue proclamada la Constitución de 1857, estaba inspirada en la Ley Juárez de 1855 y fue el origen de la sangrienta Guerra de Reforma, o de Tres Años como también se le conoce y que principia con el golpe de estado de Don Ignacio Comonfort y termina con la batalla de Calpulalpan el 22 de Diciembre de 1860, donde son derrotados los Conservadores y se concreta la caída del Gobierno del General Miguel Miramón.

Fue otorgada por el Estado de Oaxaca.

2-    Por la batalla de Pachuca en 1861.

Recibió esta condecoración por su participación en el combate donde se derrotó a las fuerzas conservadoras comandadas por los generales Leonardo Márquez, Zuloaga e Ignacio Mejía entre Pachuca y Real del Monte.

Su leyenda: “TRIUNFÓ EN PACHUCA EL 20 DE OCTUBRE 61. DEFENDIENDO LA CONSTITUCIÓN”.
3-    Cruz de 1ra. clase por la campaña contra la intervención y el llamado imperio.

Esta condecoración, para mi una de las mas importantes que recibió, le fue concedida por haber sido uno de los que ininterrumpidamente combatió la intervención francesa y el imperio de Maximiliano desde el momento en que estas fuerzas llegaron a Veracruz el 17 de Diciembre de 1861 y hasta que Maximiliano fuera ejecutado el 19 de Junio de 1867 en Querétaro.

Las leyendas en la pieza dicen: “COMBATIÓ A LA INTERVENCIÓN FRANCESA Y SUS ALIADOS DESDE 1861 HASTA 1867” y en el anillo que circunda el medallón: “PREMIO AL PATRIOTISMO”.

En el reverso: “SALVÓ LA INDEPENDENCIA Y LAS INSTITUCIONES REPUBLICANAS” y en el anillo: “DISTINTIVO DE CONSTANCIA Y VALOR”

La pieza es de oro y esmalte; pende de un Escudo Nacional. Se lleva en el cuello con una cinta blanca con orillas rojas.

Vale la pena asentar, como dato interesante, que cuando Don Porfirio marchó al exilio Francia lo recibió con honores, es Francia quien a su muerte lo acoge en su suelo; es innegable que no era lo mismo la Tercera Republica en 1911 a la Imperial Francia de 1867 pero no podemos dejar pasar el hecho, de que el reconocimiento por lo menos al soldado, fue y sigue siendo algo muy real.
4-    Por la defensa de las Cumbres de Acultzingo en Abril de 1862.

Esta pieza dice en su anverso: LA REPUBLICA MEXICANA A SUS VALIENTES HIJOS” y en el reverso: “COMBATIÓ CON HONOR EN LAS CUMBRES DE ACULTZINGO CONTRA EL EJERCITO FRANCES EL 28 DE ABRIL DE 1862”.

Desde el primer combate formal contra los franceses participa Porfirio Díaz, así continuará hasta la derrota de la intervención cinco años más tarde.

5-    Por la batalla del 5 de Mayo de 1862.

Otorgada por su participación en la batalla en Puebla. En el anverso: LA REPUBLICA MEXICANA A SUS VALIENTES HIJOS”. El reverso: “DEFENDIENDO LA CIUDAD DE PUEBLA CONTRIBUYÓ AL GLORIOSO TRIUNFO CONTRA EL EJERCITO FRANCES EL 5 DE MAYO DE 1862”.

El fue uno de los destacados generales que contribuyó a que al final del día, el Comandante en Jefe del Ejercito Mexicano, General Ignacio Zaragoza, pudiera enviar al Presidente de la Republica Lic. Benito Juárez aquel famoso comunicado: “Hónrame comunicar a Ud. que las Armas Nacionales se han cubierto de gloria

6-    Cruz y Placa por la defensa de Puebla en 1863.

Esta Cruz y Placa le fueron concedidas por haber participado en la defensa de Puebla, en el ovalo esmaltado se lee “DEFENDIÓ A PUEBLA DE ZARAGOZA EN 1863 CONTRA EL EJERCITO FRANCÉS”. La Cruz es en oro y en la Placa la cruz es en oro y en plata los rayos que la circundan.

7-    Collar y placa especiales por la toma de Puebla en 1867.

Pieza única, es de oro, el collar está formado por eslabones intercalados con placas de oro y plata que muestran águilas mexicanas, al centro, pendiente de un águila hay una cruz de Malta cuyos brazos están formados como sigue: el izquierdo de esmeraldas, el superior e inferior de brillantes y el derecho de rubíes, combinando los colores nacionales.

La placa especial está formada por rayos de oro, terminados en 8 puntas, llevando al centro la misma cruz de pedrería, pero sin el águila.

Las leyendas son:

Anverso: “Premio al Genio y al Valor Militar”

Reverso: “Al Vencedor de Puebla el 2 de Abril de 1867”

Es interesante, defendió Puebla en 1862, cayó con Puebla en 1863 y liberó Puebla en 1867.

8-    El Estado de Oaxaca por las batallas de Juchitán, Miahuatlán y La Carbonera.

Esta pieza, conocida como “Medalla de Oaxaca” fue creada el 11 de enero de 1868, se dio a los participantes en diversas acciones desarrolladas durante la guerra contra el Imperio de Maximiliano en el Estado de Oaxaca.

Dice en su anverso: “DEFENDIÓ LA INDEPENDENCIA NACIONAL. OAXACA”, al reverso: “VENCIENDO AL ENEMIGO EXTRANJERO Y AL TRAIDOR A SU PATRIA”.

En Juchitán, el 5 de septiembre de 1866 las fuerzas liberales derrotaron a los imperialistas.

En Miahuatlán, el 3 de Octubre de 1866 el Gral. Díaz triunfó sobre las fuerzas imperialistas comandadas por el Gral. Oronoz y el Coronel francés Testard.

En La Carbonera el 18 de octubre de 1866 inflinge seria derrota a la columna Austriaca que trataba de auxiliar a la amenazada ciudad de Oaxaca.

9-    El Congreso del Estado de Puebla le concede condecoración por la campaña contra la Intervención Francesa y el Imperio de Maximiliano

En el anverso: “COMBATIÓ POR LA INDEPENDENCIA DE SU PATRIA”, en el reverso: “EL ESTADO DE PUEBLA PREMIA EL VALOR Y LA CONSTANCIA”

Pieza creada el 7 de mayo de 1869 y concedida a aquellos que participaron en las distintas acciones que tuvieron lugar en Puebla.
Oro a los Generales, plata a jefes y oficiales, cobre a la tropa.

10- La Legislatura del Estado de Guerrero le entrega una condecoración creada el 13 de octubre de 1869 y concedida por haber peleado contra la Intervención y el Imperio.

En el anverso se lee: “COMBATIÓ A LA INTERVENCIÓN Y AL LLAMADO IMPERIO
En el reverso: “EL ESTADO DE GUERRERO A SUS VALIENTES HIJOS”.

11- Cruz del Estado de Yucatán por la campaña contra los Mayas. Esta condecoración seguramente se le entregó por haber sido él quien ordenó las acciones que finalmente acabaron con la rebelión en la península.

La Cruz es de oro con medallón de esmalte blanco y con la leyenda: “PREMIO DEL ESTADO DE YUCATÁN. 1902”, en el reverso: “CAMPAÑA CONTRA LOS MAYAS”

Recibe asimismo las siguientes:

12- Cruz de Constancia de Tercera Clase

13- Cruz y Placa de Constancia de Segunda Clase 

14- Cruz y Placa de Constancia de Primera Clase.

Recibió estas condecoraciones por sus servicios en el Ejército de la Republica, la de tercera clase por 25 años, la de segunda por 30 años y la de primera por 35 años. El decreto que las valida dice: “Siendo la constancia en el servicio de las armas nacionales una de las cualidades mas dignas de premio y distinción, para remunerar esta virtud se concederá a los militares de todos los grados que sirvan en el ejercito permanente de la Republica y las milicias auxiliares que hayan estado o estén al servicio de la Federación, una Cruz de Honor que se llamará “CONSTANCIA”.

Para obtener la Cruz y Placa de Primera Clase se requería tener 35 años de servicio, ser General del ejercito permanente de la Republica y acreditar tener un constante servicio de aquel número de años - por lo menos - sin haber interrumpido la carrera militar con: licencia ilimitada o absoluta, o juicio de retiro, a menos que este fuese por haberse inutilizado en campaña, y no haber sido sentenciado a pena alguna por tribunal competente.

Considero válido agregar a lo mencionado en el decreto, que se considera como servicio activo el tiempo cuando la persona es tomada prisionera o está hospitalizada recuperándose de heridas en combate lo que sucedió con el General en tres ocasiones, fue herido en una y tomado prisionero en dos, la herida en 1860, las prisiones, en 1863 en Puebla y en 1864 en Oaxaca, en ambas ocasiones se fugó y de inmediato se reintegró al servicio activo.

15- De acuerdo al escritor José F. Godoy recibió la Gran Cruz Honoraria al Merito Militar concedida por el Estado de Chihuahua. No he encontrado mayor referencia a esta condecoración así que asumo se trata de pieza que recibió, como en el caso de la Cruz de Yucatán, por haber sido durante su mandato que se acabó con la amenaza de los apaches en ese estado.

La pieza conocida dice en su anverso: “El Estado de Chihuahua Premia el Valor de sus Hijos” y en el reverso “Campaña contra Los Bárbaros. Tres Castillos 14 y 15 de Octubre de 1880” 

Esta batalla que comandó contra los apaches el General Luis Terrazas culminó con un hecho dramático, citaré al historiador Carlos Pérez Maldonado:

“Al atardecer del 14 de Octubre cuando ambas fuerzas se encontraron, se adelantó Victorio jefe de los apaches, por el otro lado salió el indio tarahumara Mauricio, jefe de los Voluntarios de Aristachi. Ya cerca uno del otro en aquel duelo a muerte, levantaron simultáneamente sus armas y se dispararon jugándose el todo por el todo, llevando la peor parte Victorio, quien recibió en mitad del pecho una bala del tarahumara, cayendo exánime del caballo, terminando aquella acción con un triunfo completo de las fuerzas voluntarias”.

Pasaré ahora a un breve comentario sobre las condecoraciones extranjeras que recibió.

En relación a estas haré un resumen breve, no por que las condecoraciones no ameriten una atención especial sino porque en este escrito el énfasis está puesto en lo que Don Porfirio significó para México más de lo que representó a los ojos del mundo.

A saber, a Don Porfirio le otorgaron las siguientes Distinciones Extranjeras:

1-    El 26 de Agosto de 1886 la Gran Cruz de la Orden Española de Carlos III.

2-    El mismo año la Gran Cruz de la Real Orden de la Espada de Suecia.

3-    En 1887 la Gran Cruz con Collar de la Real Orden de la Torre y la Espada del Portugal.

4-    También en 1887 la Gran Cruz de la Orden del Libertador de Venezuela.

5-  En 1888 la Gran Cruz de la Legión de Honor de Francia.

6-  También en 1888 es condecorado como Gran Oficial de la Academia Francesa.

7-    En 1892 recibe la Gran Cruz de la Orden Suprema e Imperial del Crisantemo del Japón.

8-    1893 la Gran Cruz de la Orden de San Mauricio y San Lázaro de Italia.

9-    1885 la Gran Cruz de la Orden Española al Merito Militar.

10- 1896 la Gran Cruz con Collar de la Orden Prusiana del Águila Roja.

11- También en 1896 la Gran Cruz de la Orden de Leopoldo de Bélgica.

12- 1901 la Gran Cruz de la Orden de San Esteban de Hungría.

13- En Diciembre 11 de 1902 la Gran Cruz con Diamantes de la Orden del Sol y el León de Persia.

14- En 1905 la Gran Cruz de Primera Clase del Primer Grado de la Orden Imperial del Dragón Doble de China.

15- En 1906 la Gran Cruz de la Real Orden Británica del Baño.

16- 1908 la Gran Cruz de la Real Orden del León Neerlandés del Reino de los Países Bajos.

17- El 20 de abril de 1909 en el Salón Amarillo de Palacio Nacional se le impone la Gran Cruz de la Orden Imperial de Alexander Nevsky de Rusia.

18- Finalmente, en 1910 la Gran Cruz con Collar de la Orden Española de Carlos III.

Curioso que la primera y la última le fueron concedidas por España. La relación que se logró con España en esa época puede resumirse en el texto que leyó el Excmo. Sr. D. Camilo Polavieja, Embajador de España a las fiestas del Centenario: “Fue la independencia del virreinato de México, una necesaria evolución histórica que dio vida a una nueva nacionalidad, hoy solidamente constituida, culta, rica y estimada por todos los pueblos; su madre patria, en estos solemnes momentos, llena de orgullo por su hija, la abraza con especial cariño”.

Una de las consejas que corren es que debido a su origen Don Porfirio era una persona burda y que fue gracias a su matrimonio con Doña Carmen Romero Rubio que el hombre se pulió, debo de decir, que si bien algo debe de haber de cierto en ello, el hombre tenía lo suyo.

Haré un breve resumen de lo que, en relación a su formación, de él dice el “Diccionario Biográfico y de Historia de México” de Juan López Escalera - 1964, Editorial del Magisterio:

“En su adolescencia practicó diversos oficios entre los que destacan los de zapatero y de carpintero, estudia latín con el vicario de la Parroquia de Pedro Teococuilco, ingresó al Seminario Conciliar donde llegó hasta los estudios de teología y cuando estaba a punto de ordenarse abandonó el seminario para ingresar al Instituto de Ciencias.

Cuando estudiaba el cuarto año de leyes fue discípulo de Don Benito Juárez; inicia su carrera política en 1854 al ser clausurado el Instituto por ordenes del General Antonio López de Santa Anna, ya había terminado sus estudios de leyes pero nunca recibió su título de abogado”.

Considero que algunas de estas condecoraciones probablemente fueron resultado de la adulación y el protocolo, sin embargo algo que no se puede negar es que la primera cinta de condecoraciones, aquella que se ve en la parte superior de su pecho, aquella que no es la más lujosa, pequeña y sin pedrería, aquella fue la que siempre tuvo el lugar de honor en su pecho, fue resultado de su valor y su entrega hacia un país al que siempre amó.

En su pecho aparecen las representaciones del reconocimiento al militar y al estadista, sin embargo he puesto énfasis en las piezas que precedieron sus períodos presidenciales, aquellas que, parafraseando al maestro Carlos Gaytán, huelen a pólvora, a las que recompensaron al soldado, a las que él mismo siempre dio un lugar preferente.

No se si el General Porfirio Díaz debiera estar en la Rotonda de los Hombres Ilustres, lo que si se, es que fue alguien que no debe ser ignorado, no puede ser ignorado y que sus restos debieran estar en la que sin duda alguna fue su patria y no en un bucólico cementerio de Paris.

Recordemos lo que, después de su muerte, de él dijera Don Manuel Mestre Ghigliazza: “Mucho debió tener de grande el hombre que logró imponerse tan hábilmente a conciudadanos levantiscos, a la sostenida admiración y respeto de propios y extraños y que con sus aciertos magnos y con sus magnos errores, es una gloria nacional, sin duda el que más haya hecho repetir con aplauso el nombre de México en extraños suelos y por hartos lustros”.

Espero que este recorrido por la vida militar y política del Presidente y General Porfirio Díaz haya sido de interés.

En la Sociedad Numismática de México estamos convencidos de la importancia que la numismática tiene para conocer nuestra historia, por lo que el lema que hemos utilizado en otras ocasiones de que “Las Monedas, Medallas y Condecoraciones son Pequeñas Ventanas a la Historia sigue vigente.

Bibliografía

·         The Master Builder of a Great Commonwealth – José F. Godoy – 1910.

·         Porfirio Díaz y su obra – 1908

·         Medals of México (vol. III) – Frank W. Grove – 1972.

·         Condecoraciones Mexicanas y su Historia – Carlos Pérez Maldonado – 1942.

·         Honores Extranjeros en México – David A. Olvera Ayes – 2007.