viernes, 20 de febrero de 2015

Saludo de la Academia Mexicana de Estudios Numismáticos

Para la primera edición de las "Memorias de la Academia Mexicana de Estudios Numismáticos" Julio-Septiembre de 1970; Dn. Miguel L. Muñoz, Académico de Número, escribió el "SALUDO" que a continuación transcribimos, dejándonos como legado una reflexión acerca de las actividades de los aficionados a esta hermosa disciplina; disfruten:


ACADEMIA MEXICANA DE ESTUDIOS NUMISMÁTICOS

SALUDO

El hombre nace con una tendencia a almacenar. Salvo el almacenamiento de comida y vestido para sus necesidades inmediatas, todo lo demás que almacene puede llegar a ser colección. Esta puede ser de lo más inútil y ridículo para el extraño; pero de lo más interesante e inapreciable para el poseedor de la colección.

Dentro de toda la inmensa gama de objetos que el hombre puede coleccionar se destaca la moneda. Esta ha sido coleccionada casi desde su origen, hace milenios, y, en la actualidad, es uno de los objetos más extensamente coleccionados.

Las colecciones de monedas pueden empezar desde unas cuantas piezas hasta grandes colecciones bien clasificadas. Como bien es sabido, estas pueden ser: Temáticas, por tipos de moneda, metal, valor, países, épocas, fechas, etc. etc. Si el propietario no las estudia, será precisamente un coleccionista; pero cuando empieza a preguntar, ¿por qué?, ¿cuándo?, y ¿cómo? y, más importante aún, a buscar las contestaciones, gradualmente se convierte en numismático.

Porque precisamente esto es la numismática: El estudio y no el almacenamiento de las monedas. 

Etimológicamente es la ciencia de las monedas. Esta ligada a un sin fin de actividades humanas, sean éstas ciencias o artes; tales como la metalurgia, mecánica, química, economía, geografía, arqueología, política; así como también a las bellas artes y, muy especialmente, al dibujo y la escultura, etc. etc.

Entre toda esta lista, que parece inagotable, se destaca la Historia; no solo de la moneda Per Se sino con relación a todas las actividades humanas. Pues es la Historia la que le da interés, la que le da vida a un trozo de metal, papel o algún otro material y lo convierte en moneda, medalla, billete o humilde tésera. Como en todo ciclo de vida, estas piezas ayudarán años más tarde a su creadora, la misma Historia, preservando la información que se les confió al acuñarlas o imprimirlas.

Siguiendo esta ruta de investigación histórica, un grupo de personas se ha reunido para formar la Academia Mexicana de Estudios Numismáticos, con el único afán de crear entre los numismáticos una conciencia histórica y entre los historiadores una conciencia numismática; tanto en el país como en el extranjero, pues la numismática no tiene fronteras.

La Academia ha escogido como emblema la moneda acuñada en Tlalpujahua por la Suprema Junta Gubernativa de América, también conocida como la Junta de Zitácuaro, encabezada por Rayón; por ser ésta la primera Moneda Mexicana que ostenta el ÁGUILA y el NOPAL. Enmarcan esta moneda una rama de encino y otra de laurel, también usados por dicha Junta. Se han colocado, en ambos lados, dos antorchas como símbolos de Luz; pues como lo indica nuestro lema:


NUMISMA  LUX  HISTORIAE
Miguel L. Muñoz



-
Fuente:
Varios Autores "Memorias de la Academia Mexicana de Estudios Numismáticos", Tomo I Julio/Septiembre de 1970 Numero I.
Transcripción: Jesús Amín Tejas Carrera; Delegado de Promoción.


-

2 comentarios:

  1. Gracias por la aportación, y por la pasión que le imprimen a esta noble afición. Estoy totalmente de acuerdo con el o los autores, en lo personal Tlalpujahua siempre se me ha hecho un gran y significativo diseño, adicionalmente si le sumamos la historia que tiene, y el ser precursor de los emblemas da inevitablemente como resultado una gran y bella obra de arte.

    ResponderEliminar
  2. Buenas tengo una de esas memorias de octubre diciembre 1970 tomo 1 quisiera saber cuál es su precio en el mercado mo numero es el 973828457 Perú gracias

    ResponderEliminar