sábado, 3 de octubre de 2015

Las condecoraciones de Porfirio Díaz


(Esta entrada fue publicada originalmente como artículo en el Boletín Numismático, número 230, correspondiente al periodo Enero-Marzo de 2011)


Rogelio Charteris Reyes


El 1° de Enero de 1910 se tomó esta fotografía del Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Gral. Porfirio Díaz Mori.




[Es la foto oficial que se utilizó durante los Festejos Conmemorativos del Centenario del Inicio de la Guerra de Independencia]

Me atrevo a decir que esta imagen es conocida por la mayoría de los Mexicanos, sin embargo estoy convencido, de que si bien muchos han comentado, han hecho mofa o han ensalzado el número de condecoraciones que cubren su pecho, pocos saben: ¿Por qué, por quien y cuando le fueron otorgadas?

En el afán de dar perspectiva a la participación histórica de uno de los personajes mas polémicos, y que mas han influido en la historia de México, he recopilado información sobre las condecoraciones que recibió en su vida la que espero contribuya a este fin.

Condecoraciones Mexicanas:

1-    Recibió la Barra “Guerra de Reforma 1858-1859-1860”,

Esta barra fue concedida en dos categorías: de oro la primera para Generales y de plata la segunda para jefes y oficiales. La pieza iba acompañada por un escudo en paño con la leyenda “VENCIÓ A LOS TIRANOS EN LAS GLORIOSAS JORNADAS DEL ESTADO”.

El 5 de Febrero fue proclamada la Constitución de 1857, estaba inspirada en la Ley Juárez de 1855 y fue el origen de la sangrienta Guerra de Reforma, o de Tres Años como también se le conoce y que principia con el golpe de estado de Don Ignacio Comonfort y termina con la batalla de Calpulalpan el 22 de Diciembre de 1860, donde son derrotados los Conservadores y se concreta la caída del Gobierno del General Miguel Miramón.

Fue otorgada por el Estado de Oaxaca.

2-    Por la batalla de Pachuca en 1861.

Recibió esta condecoración por su participación en el combate donde se derrotó a las fuerzas conservadoras comandadas por los generales Leonardo Márquez, Zuloaga e Ignacio Mejía entre Pachuca y Real del Monte.

Su leyenda: “TRIUNFÓ EN PACHUCA EL 20 DE OCTUBRE 61. DEFENDIENDO LA CONSTITUCIÓN”.
3-    Cruz de 1ra. clase por la campaña contra la intervención y el llamado imperio.

Esta condecoración, para mi una de las mas importantes que recibió, le fue concedida por haber sido uno de los que ininterrumpidamente combatió la intervención francesa y el imperio de Maximiliano desde el momento en que estas fuerzas llegaron a Veracruz el 17 de Diciembre de 1861 y hasta que Maximiliano fuera ejecutado el 19 de Junio de 1867 en Querétaro.

Las leyendas en la pieza dicen: “COMBATIÓ A LA INTERVENCIÓN FRANCESA Y SUS ALIADOS DESDE 1861 HASTA 1867” y en el anillo que circunda el medallón: “PREMIO AL PATRIOTISMO”.

En el reverso: “SALVÓ LA INDEPENDENCIA Y LAS INSTITUCIONES REPUBLICANAS” y en el anillo: “DISTINTIVO DE CONSTANCIA Y VALOR”

La pieza es de oro y esmalte; pende de un Escudo Nacional. Se lleva en el cuello con una cinta blanca con orillas rojas.

Vale la pena asentar, como dato interesante, que cuando Don Porfirio marchó al exilio Francia lo recibió con honores, es Francia quien a su muerte lo acoge en su suelo; es innegable que no era lo mismo la Tercera Republica en 1911 a la Imperial Francia de 1867 pero no podemos dejar pasar el hecho, de que el reconocimiento por lo menos al soldado, fue y sigue siendo algo muy real.
4-    Por la defensa de las Cumbres de Acultzingo en Abril de 1862.

Esta pieza dice en su anverso: LA REPUBLICA MEXICANA A SUS VALIENTES HIJOS” y en el reverso: “COMBATIÓ CON HONOR EN LAS CUMBRES DE ACULTZINGO CONTRA EL EJERCITO FRANCES EL 28 DE ABRIL DE 1862”.

Desde el primer combate formal contra los franceses participa Porfirio Díaz, así continuará hasta la derrota de la intervención cinco años más tarde.

5-    Por la batalla del 5 de Mayo de 1862.

Otorgada por su participación en la batalla en Puebla. En el anverso: LA REPUBLICA MEXICANA A SUS VALIENTES HIJOS”. El reverso: “DEFENDIENDO LA CIUDAD DE PUEBLA CONTRIBUYÓ AL GLORIOSO TRIUNFO CONTRA EL EJERCITO FRANCES EL 5 DE MAYO DE 1862”.

El fue uno de los destacados generales que contribuyó a que al final del día, el Comandante en Jefe del Ejercito Mexicano, General Ignacio Zaragoza, pudiera enviar al Presidente de la Republica Lic. Benito Juárez aquel famoso comunicado: “Hónrame comunicar a Ud. que las Armas Nacionales se han cubierto de gloria

6-    Cruz y Placa por la defensa de Puebla en 1863.

Esta Cruz y Placa le fueron concedidas por haber participado en la defensa de Puebla, en el ovalo esmaltado se lee “DEFENDIÓ A PUEBLA DE ZARAGOZA EN 1863 CONTRA EL EJERCITO FRANCÉS”. La Cruz es en oro y en la Placa la cruz es en oro y en plata los rayos que la circundan.

7-    Collar y placa especiales por la toma de Puebla en 1867.

Pieza única, es de oro, el collar está formado por eslabones intercalados con placas de oro y plata que muestran águilas mexicanas, al centro, pendiente de un águila hay una cruz de Malta cuyos brazos están formados como sigue: el izquierdo de esmeraldas, el superior e inferior de brillantes y el derecho de rubíes, combinando los colores nacionales.

La placa especial está formada por rayos de oro, terminados en 8 puntas, llevando al centro la misma cruz de pedrería, pero sin el águila.

Las leyendas son:

Anverso: “Premio al Genio y al Valor Militar”

Reverso: “Al Vencedor de Puebla el 2 de Abril de 1867”

Es interesante, defendió Puebla en 1862, cayó con Puebla en 1863 y liberó Puebla en 1867.

8-    El Estado de Oaxaca por las batallas de Juchitán, Miahuatlán y La Carbonera.

Esta pieza, conocida como “Medalla de Oaxaca” fue creada el 11 de enero de 1868, se dio a los participantes en diversas acciones desarrolladas durante la guerra contra el Imperio de Maximiliano en el Estado de Oaxaca.

Dice en su anverso: “DEFENDIÓ LA INDEPENDENCIA NACIONAL. OAXACA”, al reverso: “VENCIENDO AL ENEMIGO EXTRANJERO Y AL TRAIDOR A SU PATRIA”.

En Juchitán, el 5 de septiembre de 1866 las fuerzas liberales derrotaron a los imperialistas.

En Miahuatlán, el 3 de Octubre de 1866 el Gral. Díaz triunfó sobre las fuerzas imperialistas comandadas por el Gral. Oronoz y el Coronel francés Testard.

En La Carbonera el 18 de octubre de 1866 inflinge seria derrota a la columna Austriaca que trataba de auxiliar a la amenazada ciudad de Oaxaca.

9-    El Congreso del Estado de Puebla le concede condecoración por la campaña contra la Intervención Francesa y el Imperio de Maximiliano

En el anverso: “COMBATIÓ POR LA INDEPENDENCIA DE SU PATRIA”, en el reverso: “EL ESTADO DE PUEBLA PREMIA EL VALOR Y LA CONSTANCIA”

Pieza creada el 7 de mayo de 1869 y concedida a aquellos que participaron en las distintas acciones que tuvieron lugar en Puebla.
Oro a los Generales, plata a jefes y oficiales, cobre a la tropa.

10- La Legislatura del Estado de Guerrero le entrega una condecoración creada el 13 de octubre de 1869 y concedida por haber peleado contra la Intervención y el Imperio.

En el anverso se lee: “COMBATIÓ A LA INTERVENCIÓN Y AL LLAMADO IMPERIO
En el reverso: “EL ESTADO DE GUERRERO A SUS VALIENTES HIJOS”.

11- Cruz del Estado de Yucatán por la campaña contra los Mayas. Esta condecoración seguramente se le entregó por haber sido él quien ordenó las acciones que finalmente acabaron con la rebelión en la península.

La Cruz es de oro con medallón de esmalte blanco y con la leyenda: “PREMIO DEL ESTADO DE YUCATÁN. 1902”, en el reverso: “CAMPAÑA CONTRA LOS MAYAS”

Recibe asimismo las siguientes:

12- Cruz de Constancia de Tercera Clase

13- Cruz y Placa de Constancia de Segunda Clase 

14- Cruz y Placa de Constancia de Primera Clase.

Recibió estas condecoraciones por sus servicios en el Ejército de la Republica, la de tercera clase por 25 años, la de segunda por 30 años y la de primera por 35 años. El decreto que las valida dice: “Siendo la constancia en el servicio de las armas nacionales una de las cualidades mas dignas de premio y distinción, para remunerar esta virtud se concederá a los militares de todos los grados que sirvan en el ejercito permanente de la Republica y las milicias auxiliares que hayan estado o estén al servicio de la Federación, una Cruz de Honor que se llamará “CONSTANCIA”.

Para obtener la Cruz y Placa de Primera Clase se requería tener 35 años de servicio, ser General del ejercito permanente de la Republica y acreditar tener un constante servicio de aquel número de años - por lo menos - sin haber interrumpido la carrera militar con: licencia ilimitada o absoluta, o juicio de retiro, a menos que este fuese por haberse inutilizado en campaña, y no haber sido sentenciado a pena alguna por tribunal competente.

Considero válido agregar a lo mencionado en el decreto, que se considera como servicio activo el tiempo cuando la persona es tomada prisionera o está hospitalizada recuperándose de heridas en combate lo que sucedió con el General en tres ocasiones, fue herido en una y tomado prisionero en dos, la herida en 1860, las prisiones, en 1863 en Puebla y en 1864 en Oaxaca, en ambas ocasiones se fugó y de inmediato se reintegró al servicio activo.

15- De acuerdo al escritor José F. Godoy recibió la Gran Cruz Honoraria al Merito Militar concedida por el Estado de Chihuahua. No he encontrado mayor referencia a esta condecoración así que asumo se trata de pieza que recibió, como en el caso de la Cruz de Yucatán, por haber sido durante su mandato que se acabó con la amenaza de los apaches en ese estado.

La pieza conocida dice en su anverso: “El Estado de Chihuahua Premia el Valor de sus Hijos” y en el reverso “Campaña contra Los Bárbaros. Tres Castillos 14 y 15 de Octubre de 1880” 

Esta batalla que comandó contra los apaches el General Luis Terrazas culminó con un hecho dramático, citaré al historiador Carlos Pérez Maldonado:

“Al atardecer del 14 de Octubre cuando ambas fuerzas se encontraron, se adelantó Victorio jefe de los apaches, por el otro lado salió el indio tarahumara Mauricio, jefe de los Voluntarios de Aristachi. Ya cerca uno del otro en aquel duelo a muerte, levantaron simultáneamente sus armas y se dispararon jugándose el todo por el todo, llevando la peor parte Victorio, quien recibió en mitad del pecho una bala del tarahumara, cayendo exánime del caballo, terminando aquella acción con un triunfo completo de las fuerzas voluntarias”.

Pasaré ahora a un breve comentario sobre las condecoraciones extranjeras que recibió.

En relación a estas haré un resumen breve, no por que las condecoraciones no ameriten una atención especial sino porque en este escrito el énfasis está puesto en lo que Don Porfirio significó para México más de lo que representó a los ojos del mundo.

A saber, a Don Porfirio le otorgaron las siguientes Distinciones Extranjeras:

1-    El 26 de Agosto de 1886 la Gran Cruz de la Orden Española de Carlos III.

2-    El mismo año la Gran Cruz de la Real Orden de la Espada de Suecia.

3-    En 1887 la Gran Cruz con Collar de la Real Orden de la Torre y la Espada del Portugal.

4-    También en 1887 la Gran Cruz de la Orden del Libertador de Venezuela.

5-  En 1888 la Gran Cruz de la Legión de Honor de Francia.

6-  También en 1888 es condecorado como Gran Oficial de la Academia Francesa.

7-    En 1892 recibe la Gran Cruz de la Orden Suprema e Imperial del Crisantemo del Japón.

8-    1893 la Gran Cruz de la Orden de San Mauricio y San Lázaro de Italia.

9-    1885 la Gran Cruz de la Orden Española al Merito Militar.

10- 1896 la Gran Cruz con Collar de la Orden Prusiana del Águila Roja.

11- También en 1896 la Gran Cruz de la Orden de Leopoldo de Bélgica.

12- 1901 la Gran Cruz de la Orden de San Esteban de Hungría.

13- En Diciembre 11 de 1902 la Gran Cruz con Diamantes de la Orden del Sol y el León de Persia.

14- En 1905 la Gran Cruz de Primera Clase del Primer Grado de la Orden Imperial del Dragón Doble de China.

15- En 1906 la Gran Cruz de la Real Orden Británica del Baño.

16- 1908 la Gran Cruz de la Real Orden del León Neerlandés del Reino de los Países Bajos.

17- El 20 de abril de 1909 en el Salón Amarillo de Palacio Nacional se le impone la Gran Cruz de la Orden Imperial de Alexander Nevsky de Rusia.

18- Finalmente, en 1910 la Gran Cruz con Collar de la Orden Española de Carlos III.

Curioso que la primera y la última le fueron concedidas por España. La relación que se logró con España en esa época puede resumirse en el texto que leyó el Excmo. Sr. D. Camilo Polavieja, Embajador de España a las fiestas del Centenario: “Fue la independencia del virreinato de México, una necesaria evolución histórica que dio vida a una nueva nacionalidad, hoy solidamente constituida, culta, rica y estimada por todos los pueblos; su madre patria, en estos solemnes momentos, llena de orgullo por su hija, la abraza con especial cariño”.

Una de las consejas que corren es que debido a su origen Don Porfirio era una persona burda y que fue gracias a su matrimonio con Doña Carmen Romero Rubio que el hombre se pulió, debo de decir, que si bien algo debe de haber de cierto en ello, el hombre tenía lo suyo.

Haré un breve resumen de lo que, en relación a su formación, de él dice el “Diccionario Biográfico y de Historia de México” de Juan López Escalera - 1964, Editorial del Magisterio:

“En su adolescencia practicó diversos oficios entre los que destacan los de zapatero y de carpintero, estudia latín con el vicario de la Parroquia de Pedro Teococuilco, ingresó al Seminario Conciliar donde llegó hasta los estudios de teología y cuando estaba a punto de ordenarse abandonó el seminario para ingresar al Instituto de Ciencias.

Cuando estudiaba el cuarto año de leyes fue discípulo de Don Benito Juárez; inicia su carrera política en 1854 al ser clausurado el Instituto por ordenes del General Antonio López de Santa Anna, ya había terminado sus estudios de leyes pero nunca recibió su título de abogado”.

Considero que algunas de estas condecoraciones probablemente fueron resultado de la adulación y el protocolo, sin embargo algo que no se puede negar es que la primera cinta de condecoraciones, aquella que se ve en la parte superior de su pecho, aquella que no es la más lujosa, pequeña y sin pedrería, aquella fue la que siempre tuvo el lugar de honor en su pecho, fue resultado de su valor y su entrega hacia un país al que siempre amó.

En su pecho aparecen las representaciones del reconocimiento al militar y al estadista, sin embargo he puesto énfasis en las piezas que precedieron sus períodos presidenciales, aquellas que, parafraseando al maestro Carlos Gaytán, huelen a pólvora, a las que recompensaron al soldado, a las que él mismo siempre dio un lugar preferente.

No se si el General Porfirio Díaz debiera estar en la Rotonda de los Hombres Ilustres, lo que si se, es que fue alguien que no debe ser ignorado, no puede ser ignorado y que sus restos debieran estar en la que sin duda alguna fue su patria y no en un bucólico cementerio de Paris.

Recordemos lo que, después de su muerte, de él dijera Don Manuel Mestre Ghigliazza: “Mucho debió tener de grande el hombre que logró imponerse tan hábilmente a conciudadanos levantiscos, a la sostenida admiración y respeto de propios y extraños y que con sus aciertos magnos y con sus magnos errores, es una gloria nacional, sin duda el que más haya hecho repetir con aplauso el nombre de México en extraños suelos y por hartos lustros”.

Espero que este recorrido por la vida militar y política del Presidente y General Porfirio Díaz haya sido de interés.

En la Sociedad Numismática de México estamos convencidos de la importancia que la numismática tiene para conocer nuestra historia, por lo que el lema que hemos utilizado en otras ocasiones de que “Las Monedas, Medallas y Condecoraciones son Pequeñas Ventanas a la Historia sigue vigente.

Bibliografía

·         The Master Builder of a Great Commonwealth – José F. Godoy – 1910.

·         Porfirio Díaz y su obra – 1908

·         Medals of México (vol. III) – Frank W. Grove – 1972.

·         Condecoraciones Mexicanas y su Historia – Carlos Pérez Maldonado – 1942.

·         Honores Extranjeros en México – David A. Olvera Ayes – 2007.

3 comentarios:

  1. Excelente trabajo, le dí una lectura y lo volví a leer, pues la numismática me habla de un enigmático personaje. No puede ser ignorado y dejado al olvido. Haciendo a un lado todos los convencionalismos; sería un honor poder admirar de cerca cada una de las medallas obtenidas en aras de lograr un México Mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario José Luis. Varias de las condecoraciones han estado expuestas en exposiciones en diversos museos, pero trataremos de hacer una más detallada compilación de las imágenes correspondientes a cada una, para que al menos en foto puedan ser admiradas.

      Eliminar
  2. Sin duda, la política de Estado que se ha seguido luego del ascenso al poder de Juárez, ha sido intentar presentar a Don Porfirio como el malo de la historia. Lo cierto es que fué un personaje sin duda muy importante para el desarrollo de México y debería ser reconocido como tal, más allá de sus errores que como todo ser humano también tuvo. Espero que lo primero siempre pese más que lo segundo y que un dia podamos tenerlo de vuelta aquí, en su patria que tanto mereció. Gracias por esta gira por la historia. Ojalá pronto podamos ver imágenes en detalle de sus medallas. Saludos.

    ResponderEliminar