lunes, 3 de febrero de 2014

Fundación de nuestra sociedad (Primera parte)




Jesús Amín TEJAS CARRERA

TIERRA FERTIL PARA SEMBRAR UNA SEMILLA

La Sociedad Numismática de México ha sido pilar en el desarrollo del quehacer numismático de nuestro país y candil luminoso en el conocimiento de la ciencia numismática. Desde su nacimiento ha sido una asociación sólida y madura, que habiendo tomado con plenitud cada momento de su existencia ha ido adquiriendo la sabia experiencia que le hace cada vez más noble y rica en su gran labor, labor que se define en una sola palabra: NUMISMÁTICA.    
Antes de la fundación de nuestra Sociedad no se conocía ninguna agrupación o club en México que persiguiera los mismos fines de difusión del conocimiento numismático, sin embargo, han surgido con el tiempo distintas agrupaciones numismáticas, organizadas por iniciativa de personalidades locales, muchas de ellas han tenido una vida fugaz desafortunadamente, otras, fueron creciendo poco a poco hasta consolidarse en el panorama numismático de México.
Así pues, a lo largo de nuestra historia se han tenido noticias de asociaciones numismáticas como las de Toluca, Guadalajara, Monterrey, Zacatecas, Sonora, Puebla, Mazatlán, Morelos, Celaya, Michoacán, Chihuahua, así como de la Numismática Peninsular y Numismática Veracruzana entre otras; en su momento, todas ellas han tenido la cordialidad de acompañar en ese quehacer a la nuestra, colaborando en ese esfuerzo por prepararnos y transmitir conocimientos valiosísimos a los verdaderos interesados en la materia.
Reverso de la medalla conmemorativa del 60º. Aniversario.

LA SEMILLA GERMINA.
Agosto de 1952: el señor José Tamborrel Jr. de ocupación agente aduanal y miembro de la Cámara Nacional de Comercio, se propone convocar a 62 personas, coleccionistas en su mayoría, a una reunión con el único propósito de organizar en México una sociedad numismática; la reunión se celebraría el siguiente 3 de septiembre a las 6 pm, en las instalaciones de la “Amicale Francaise de México” ubicada en el número 61 de la calle de 5 de mayo, frente al edificio del Nacional Monte de Piedad, en el corazón de la Ciudad de México.
Por fin llego el día señalado para la reunión de los entusiastas “Numismáticos”, a la cita se congregaron los señores Aquiles Amaya, Eduardo Arpi, Jesús Avalos, Alberto Contreras, Claudio A. Delgado, Rodrigo Fernández V., Gral. Manuel A. Herrera, Clyde Hubbard, José Luís Jiménez, Ing. Rufino Lavin, Luís León de la Barra, Ignacio L. Mendivil, Bruno Rosales, Señor y Señora Robert Rubsamen, Víctor Lanz, Salo Hale, Guillermo Rudorff, Elliot Henry Wilson y José Tamborrel Jr. 
Luego de una amena charla en la que se intercambiaron opiniones y experiencias se llegó al acuerdo de instalar legalmente a la naciente agrupación el siguiente 11 de septiembre, a la que se le pondría el nombre de SOCIEDAD NUMISMÁTICA DE MÉXICO. 
En la misma reunión se estableció un plan de trabajo para lograr consolidarla, se comisionó a los señores E. H. Wilson, Jesús Avalos y José Tamborrel para crear un proyecto de estatutos; en un principio se acordó adoptar como emblema de la Sociedad el “Águila de Perfil” que aparecía en las primeras acuñaciones del México independiente, al final se optó por una combinación de diseños de diferentes elementos y épocas representativos de la Numismática Mexicana, tal decisión se tomaría el siguiente 6 de octubre.
Los objetivos de la Sociedad serían los siguientes:

1.- Estudiar las monedas de nuestro país.
2.- Crear un museo y biblioteca propios y aumentar las colecciones oficiales de la misma.
3.- Colaborar con el Gobierno para que se establecieran museos numismáticos, a fin de fomentar la cultura numismática en México.
4.- Hacer intercambios culturales con sociedades numismáticas extranjeras.
5.- Editar una revista en la que se publicarían los estudios que se hicieran sobre nuestras monedas.
6.- Crear catálogos con las monedas de México y los precios que tendrían en el mercado.




Convocatoria-Invitación para formar la Sociedad.

Continuará 

1 comentario:

  1. Pues, la Sociedad ha tenido grandes logros, ya que solamente el número seis, el catálogo de monedas, nunca se hizo.

    ResponderEliminar