domingo, 9 de febrero de 2014

Fundación de nuestra sociedad (Segunda parte)

Jesús Amín TEJAS CARRERA

Al fin, aquel 11 de septiembre, luego de ser presentados los estatutos, se eligió a la primera mesa directiva, perpetuándose como socios fundadores: José Tamborrel Jr. (Presidente), Lic. Claudio A. Delgado (Vicepresidente), Jesús Avalos Ortega (Secretario), Aquiles Amaya Abreyro (Tesorero); así como también los señores: Eduardo Arpi, Ricardo Cabrera Duke, Alberto Contreras, Lic. José Lorenzo Cossío, Rodrigo Fernández V., Carlos Gaitán, Gral. Manuel A. Herrera, Clyde Hubbard, José Luis Jiménez, Lauro Jiménez C., Victor Lanz, Ing. Rufino Lavín Z., Bernardo López V., Ignacio L. Mendivil, Hugo Morlock, Federico Obregón C., Bruno Rosales, Robert Rubsamen, Guillermo Rudorf, Arq. Luis Enrique Ruiz, José M. Sobrino, R. F. Torrance, Ramón Torres Fuentes, Jesús Sánchez Garza, Moisés Verjoswky, Elliot Henry Wilson, Salo Hale, Alberto F. Pradeau, Antonio Deana Salmeron, y la Sra. Ana María Arias de Rubsamen, entre otros.
En la reunión ordinaria del 6 de octubre siguiente fue presentado y aprobado el escudo propuesto para nuestra Sociedad; aquel día se realizó nuestra primer asamblea en la que se leyó también el primer estudio numismático titulado “La casa de Moneda de Guadalupe y Calvo”, presentado por nuestro presidente fundador, el Sr. José Tamborrel Jr., al finalizar se atendieron las solicitudes de nuevo ingreso, además hubo exhibición y cambio de piezas numismáticas entre los socios. 
Finalmente se constituía nuestra Sociedad, y para celebrar tan magno acontecimiento, se mandó acuñar nuestra primera medalla conmemorativa: la de nuestra fundación.
Anverso de la Medalla de nuestra Fundación, se acuñaron solo 151 piezas.

FLORECIMIENTO
Desde el principio cada uno de los fundadores puso su granito de arena, y con el esfuerzo conjunto fue posible sobrevivir a los seis meses que le concedían de vida a nuestra Sociedad los “viejos” coleccionistas; así pues, los objetivos que se planearon en un principio no tardaron en hacerse tangibles.
Para crear el museo los donativos no esperaron mucho, fueron los señores Bernardo López, Aquiles Amaya, Clyde Hubbard, Rodrigo Fernández, Luis E. Ruiz, Ramón Torres, y José Tamborrel, quienes donaron interesantes piezas, como pie inaugural de la colección numismática de nuestro museo.
Por su parte, “El Boletín Numismático” -hoy consolidado como órgano de difusión para el  estudio e investigación de la ciencia numismática en México- fue traducido inicialmente al inglés y posteriormente al francés; se enriqueció con las conferencias que se presentaban en el seno de las reuniones, así como con la participación de los socios corresponsales que enviaban sus estudios; los encargados iniciales del mismo fueron el Sr. José Tamborrel, Luis Enrique Ruiz, y Aquiles Amaya.
El No. 1 se editó en octubre de ese mismo año; en él se publicaron los estatutos que habían sido aprobados en septiembre con el fin de hacerlos extensivos al resto de los socios. 
Las siguientes publicaciones fueron mensuales, por lo que los boletines No. 2 y No. 3 se publicaron en noviembre y diciembre respectivamente, en enero del 1953 no se publicó, por lo que el No. 4 vio la luz hasta febrero, el No. 5 correspondió a los meses de marzo a diciembre, y el No. 6 abarcó de enero a diciembre del 54; a partir del No. 7 la publicación finalmente se tornó trimestral.
Las primeras emisiones de nuestro boletín fueron muy sencillas, con el tiempo su presentación fue mejorando.

En 1954, por diversos factores, el Banco de México declinó publicar la segunda parte de la “Historia Numismática de México” del Dr. Alberto Francisco Pradeau, la cual constaba de dos tomos de literatura y uno más de ilustraciones, esto se constituyó en una excelente oportunidad para lograr uno de los objetivos más especiales que nuestra Sociedad se había propuesto; al fin, la obra se publicó a finales de 1954 con un precio al público de $185 (a los socios se les otorgó un 20% de descuento en la adquisición de tan magnífica obra).

A.F. Pradeau es conocido a nivel mundial por su obra.
Uno más de los objetivos propuestos inicialmente y que significó la consolidación internacional de la Sociedad, fue lograr un dinámico intercambio cultural con otras Sociedades en el extranjero.

De izquierda a derecha: Lewis M.Reagan, José Tamborrel Jr. y Loyd B. Gettys, durante la reunión en Palacio Nacional.
En 1953 se recibió en sesión extraordinaria a los señores Lloyd B. Gettys y Lewis M. Reagan de la American Numismatic Association (Secretario General y Expresidente respectivamente) en el Salón de los Estados del Palacio Nacional, autorizado para la ocasión por la Secretaría de Hacienda; se escuchó la interesante conferencia “Historia de la Ceca de Zacatecas” impartida por el Sr. Román Beltrán; además la A.N.A. y nuestra Sociedad se inscribieron mutuamente como socios, por lo que desde esa fecha figuramos como miembros de la American Numismatic Association; luego se realizó un interesante recorrido por el Castillo de Chapultepec, la Casa de Moneda y el Museo Numismático del Banco de México, en estos lugares nuestros visitantes quedaron deleitados con las exhibiciones numismáticas y las precisiones del don Manuel Romero de Terreros quien amablemente sirvió de guía en el museo. Al retornar a su país, expresaron su gran satisfacción y agradecimiento en las páginas su boletín mensual "The NUMISMATIST", órgano de divulgación de aquella Sociedad.


La Sociedad recibió invitación para asistir a la convención de agosto organizada en Dallas, Texas. Ahí se presentó la muestra de numismática mexicana más completa e interesante que se hubiera reunido en un evento de ese país; esta logró materializarse con éxito gracias al apoyo del museo numismático del Banco de México, así como de nuestros consocios quienes apoyaron con piezas de su propiedad; dicha exhibición estuvo desplegada durante la convención en un salón especialmente preparado para la misma.  
Otras visitas que se tuvieron ese año fueron las de los señores Vernon H. Sheldon, expresidente de la A.N.A., Prof. Luther J. Deck, Presidente del Club Numismático de Allen Town; y del Sr. Luis Ardois, Presidente de la Sociedad Numismática Cubana.
La Sociedad Iberoamericana de Estudios Numismáticos giró sus felicitaciones por la creación de Nuestra Sociedad, teniendo la gentileza de representarnos en el Congreso Numismático Mundial de Paris.
Así, poco a poco se iban cosechando frutos de los objetivos planeados inicialmente por la Sociedad, promoviendo el gusto por la numismática mexicana en los extranjeros, hecho que quedó de manifiesto al incrementarse los asociados en países como España, Francia, Inglaterra, Suiza, Filipinas, Australia, así como de muchos países del Norte y Sudamérica. 

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario